miércoles, 23 de marzo de 2011

CONSTRUCTIVISMO Y EDUCACIÓN

                          
El constructivismo es una corriente de pensamiento que toma cuerpo en los inicios del siglo XX y que tiene sus manifestaciones en el arte, la filosofía, la pedagogía y las ciencias sociales en general.

En forma general podemos definirlo como  “la idea que mantiene que el individuo —‚tanto en los aspectos cognitivos y sociales del comportamiento como en los afectivos— no es un mero producto del ambiente ni un simple resultado de sus disposiciones internas, sino una construcción propia que se va produciendo día a día como resultado de la interacción entre esos dos factores”. (Mario Carretero, “Qué es el constructivismo”)

En el plano educativo se destacan  diversos pensadores, coetáneos la mayoría, que hicieron importantes aportes,  que convergen en  puntos  importantes, aunque evidencian algunas diferencias:  Piaget con su teoría Genética y  entre los primeros y más importante, Ausubel con la teoría del aprendizaje verbal significativo y de los organizadores previos, Vygotski con la teoría sociocultural del desarrollo y del aprendizaje y Bruner, representante de la psicología cognitiva, con su teoría de la categorización.

*Jean Piaget (suizo, 1896-1980) sostiene que la inteligencia atraviesa fases cualitativamente distintas a las que denomina estadíos: 1) el  sensoriomotriz —desde el nacimiento a los dos años—, el niño se ocupa de adquirir control motor y conocer los objetos del mundo físico, pero aún no forma símbolos de estos objetos. 2) el  preoperacional, de los dos a los siete años, el niño se ocupa de adquirir habilidades verbales y empieza a elaborar símbolos de los objetos que ya puede nombrar, pero en sus razonamientos ignora el rigor de las operaciones lógicas, 3) de las operaciones concretas, de los siete a los doce años, cuando el niño sea capaz de manejar conceptos abstractos como los números y de establecer relaciones. El niño trabajará con eficacia siguiendo las operaciones lógicas, siempre que lo haga con símbolos referidos a objetos concretos y no abstractos, con los que aún tendrá dificultades, 4) la etapa operacional formal , de los doce a los quince años (edades que se pueden adelantar por la influencia de la escolarización), si es que alcanza esta etapa, porque según Piaget, no toda la población llega a este nivel, y operará lógica y sistemáticamente con símbolos abstractos, sin una correlación directa con los objetos del mundo físico.
Para Piaget el conocimiento se construye únicamente de forma interna y los individuos son capaces de construirlo cuando se está en contacto con un medio y se tiene una predisposición para interactuar con él.

* Lev S. Vygotsky (ruso, 1896-1934) una sus contribuciones esenciales  ha sido la de concebir al sujeto como un ser eminentemente social, en la línea del pensamiento marxista, y al conocimiento mismo como un producto social. Algunas de sus ideas han dado lugar a importantes hallazgos sobre el funcionamiento de los procesos cognitivos. Quizá uno de los más importantes es el que mantiene que todos los procesos psicológicos superiores (comunicación, lenguaje, razonamiento, etc.) se adquieren primero en un contexto social y luego se internalizan. Pero precisamente esta internalización es un producto del uso de un determinado comportamiento cognitivo en un contexto social.
 Otro de los aportes esenciales de Vygotsky es el de la zona de desarrollo próximo (ZDP), esto es la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con un compañero más capaz.


* David P. Ausubel (Nueva York 1918-2008)  aporta fundamentalmente la concepción de que el aprendizaje debe ser una actividad significativa para la persona que aprende y dicha significatividad tiene que ver con la existencia de relaciones entre el conocimiento nuevo y el que ya posee el alumno. La crítica fundamental de este autor a la enseñanza tradicional,  se refiere a  la idea de que el aprendizaje resulta muy poco eficaz si consiste simplemente en la repetición mecánica de elementos que el alumno no puede estructurar formando un todo relacionado,  discrepando con la visión conductista que sostenía  que el aprendizaje y la enseñanza escolar deben basarse sobre todo en la práctica secuenciada y en la repetición de elementos divididos en pequeñas partes, Para Ausubel, aprender es sinónimo de comprender, lo que se comprenda será lo que se aprenderá y recordará mejor porque quedará integrado en nuestra estructura de conocimientos.                                                                                   Relacionado con su teoría del aprendizaje verbal significativo, se puede mencionar el concepto de organizadores previos o puentes cognitivos que ofrece el docente,  entre el conocimiento que el alumno  ya posee y los nuevos saberes.

* Jerome.Bruner (Nueva York 1915) La revolución cognitiva en psicología acercó a Bruner a la educación. Éste consideraba que los alumnos podían construir el conocimiento mediante el descubrimiento de los contenidos. El método del descubrimiento guiado posibilita que el aprendiz pueda involucrarse de manera activa y construir su propio aprendizaje mediante la acción directa.  El aprendizaje es, para  este autor, un procesamiento activo de la información que cada persona organiza y construye desde su propio punto de vista. El estudiante interactúa con la realidad organizando sus los inputs según sus propias categorías, creando nuevas o modificando las preexistentes. Incorpora el concepto de andamiaje, como una forma de descubrimiento guiado mediante el cual el docente va llevando de manera natural el proceso de construcción del conocimiento.
Bruner expresa  "la educación no es sólo una tarea técnica de procesamiento de la información bien organizado, ni siquiera sencillamente una cuestión de aplicar ‘teorías del aprendizaje’ al aula ni de usar los resultados de ‘pruebas de rendimiento’ centradas en el sujeto. Es una empresa compleja de adaptar una cultura a las necesidades de sus miembros, y de adaptar s sus miembros y sus formas de conocer a las necesidades de la cultura." (Bruner La educación, puerta de la Cultura )

La misión principal de la escuela ya no es enseñar cosas" por Francesco Tonucci


Francesco Tonucci, un educador constructivista,  dibuja la escuela tradicional y describe su visión de la escuela constructivista y del rol docente.

La misión principal de la escuela ya no es enseñar cosas
"Internet lo hace mejor", dice Francesco Tonucci

Agustina Lanusse Para LA NACION

"La misión de la escuela ya no es enseñar cosas. Eso lo hace mejor la TV o Internet."

La definición, llamada a suscitar una fuerte polémica, es del reconocido pedagogo italiano Francesco Tonucci. Pero si la escuela ya no tiene que enseñar, ¿cuál es su misión? "Debe ser el lugar donde los chicos aprendan a manejar y usar bien las nuevas tecnologías, donde se transmita un método de trabajo e investigación científica, se fomente el conocimiento crítico y se aprenda a cooperar y trabajar en equipo", responde.

Para Tonucci, de 68 años, nacido en Fano y radicado en Roma, el colegio no debe asumir un papel absorbente en la vida de los chicos. Por eso discrepa de los que defienden el doble turno escolar.

"Necesitamos de los niños para salvar nuestros colegios", explica Tonucci, licenciado en Pedagogía en Milán, investigador, dibujante y autor de Con ojos de niño, La ciudad de los niños y Cuando los niños dicen ¡Basta!, entre otros libros que han dejado huella en docentes y padres. Tonucci llegó a la Argentina por 15a. vez, invitado por el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, a quien definió como "un lujo de gobernante".

Dialogó con LA NACION sobre lo que realmente importa a la hora de formar a los más chicos y dejó varias lecciones, que muchos maestros podrían anotar para poner en marcha a partir del próximo ciclo escolar.

Propuso, en primer lugar, que los maestros aprendan a escuchar lo que dicen los niños; que se basen en el conocimiento que ellos traen de sus experiencias infantiles para empezar a dar clase. "No hay que considerar a los adultos como propietarios de la verdad que anuncian desde una tarima", explicó.

Recomendó que "las escuelas sean bellas, con jardines, huertas donde los chicos puedan jugar y pasear tranquilos; y no con patios enormes y juegos uniformes que no sugieren nada más que descarga explosiva para niños sobreexigidos".

Y que los maestros no llenen de contenidos a sus estudiantes, sino que escuchen lo que ellos ya saben, y que propongan métodos interesantes para discutir el conocimiento que ellos traen de sus casas, de Internet, de los documentales televisivos. "¡Que se acaben los deberes! Que la escuela sepa que no tiene el derecho de ocupar toda la vida de los niños. Que se les dé el tiempo para jugar. Y mucho", es parte de su decálogo.

De hablar pausado y de pensamiento agudo, Tonucci transmite la imagen de un padre, un abuelo, un educador que aprendió a ver la vida desde la perspectiva de los niños. Y recorre el mundo pidiendo a gritos a políticos y dirigentes que respeten la voz de los más pequeños.

-¿Cómo concibe usted una buena escuela?

-La escuela debe hacerse cargo de las bases culturales de los chicos. Antes de ponerse a enseñar contenidos, debería pensarse a sí misma como un lugar que ofrezca una propuesta rica: un espacio placentero donde se escuche música en los recreos, que esté inundado de arte; donde se les lean a los chicos durante quince minutos libros cultos para que tomen contacto con la emoción de la lectura. Los niños no son sacos vacíos que hay que "llenar" porque no saben nada. Los maestros deben valorar el conocimiento, la historia familiar que cada pequeño de seis años trae consigo.

-¿Cómo se deberían transmitir los conocimientos?

-En realidad, los conocimientos ya están en medio de nosotros: en los documentales, en Internet, en los libros. El colegio debe enseñar utilizando un método científico. No creo en la postura dogmática de la maestra que tiene el saber y que lo transmite desde una tarima o un pizarrón mientras los alumnos (los que no saben nada), anotan y escuchan mudos y aburridos. El niño aprende a callarse y se calla toda la vida. Pierde curiosidad y actitud crítica.

-¿Qué recomienda?

-Me imagino aulas sin pupitres, con mesas alrededor de las cuales se sientan todos: alumnos y docentes. Y donde todos juntos apoyan, en el centro, sus conocimientos, que son contradictorios, se hacen preguntas y avanzan en la búsqueda de la verdad. Que no es única ni inamovible.

-¿Cuál es rol del maestro?

-El de un facilitador, un adulto que escuche y proponga métodos y experiencias interesantes de aprendizaje. Generalmente los pequeños no están acostumbrados a compartir sus opiniones, a decir lo que no les gusta. Los docentes deberían tener una actitud de curiosidad frente a lo que los alumnos saben y quieren. Les pediría a los maestros que invitaran a los niños a llevar su mundo dentro del colegio, que les permitieran traer sus canicas, sus animalitos, todo lo que hace a su vida infantil. Y que juntos salieran a explorar el afuera.

-Varias veces usted ha dicho que la escuela no se relaciona con la vida. ¿Por qué?

-Porque propone conocimientos inútiles que nada tienen que ver con el mundo que rodea al niño. Y con razón éstos se aburren. Hoy no es necesario estudiar historia de los antepasados, sino la actual. Hay que pedirles a los alumnos que se conecten con su microhistoria familiar, la historia de su barrio. Que traigan el periódico al aula y se estudie sobre la base de cuestiones que tienen que ver con el aquí y ahora. Esto los ayudará a interesarse luego por culturas más lejanas y entrar en contacto con ellas.

-¿Cómo se puede motivar a los alumnos frente a los atractivos avances de la tecnología: el chat, el teléfono celular, los juegos de la computadora, el iPod, la play station?

-El colegio no debe competir con instrumentos mucho más ricos y capaces. No debe pensar que su papel es enseñar cosas. Esto lo hace mejor la TV o Internet. La escuela debe ser el lugar donde se aprenda a manejar y utilizar bien esta tecnología, donde se trasmita un método de trabajo e investigación científica, se fomente el conocimiento crítico y se aprenda a cooperar y trabajar en equipo.

-¿Es positiva la doble escolaridad?

- En Italia llamamos a este fenómeno "escuelas de tiempo pleno". La pregunta que me surge es: ¿pleno de qué? Esta es la cuestión. La escuela está asumiendo un papel demasiado absorbente en la vida de los niños. No debe invadir todo su tiempo. La tarea escolar, por ejemplo, no tiene ningún valor pedagógico. No sirve ni para profundizar ni para recuperar conocimientos. Hay que darles tiempo a los niños. La Convención de los Derechos del Niño les reconoce a ellos dos derechos: a instruirse y a jugar. Deberíamos defender el derecho al juego hasta considerarlo un deber.

lunes, 21 de marzo de 2011

CREATIVIDAD E INTELIGENCIA

IMPORTANCIA DE LA CREATIVIDAD EN
EL DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA



Cualquiera sea la definición de creatividad llegamos a la conclusión que la vida es digna de vivirse sólo cuando la creatividad forma parte de la experiencia vital del individuo.

Para ser creativa una persona debe existir y tener el sentido de que existe, no en forma de percatamiento consciente sino como base de su obra.

Toda una vida puede ajustarse al modelo e reacciones ante estímulos.
Para que uno sea y sienta que es, es preciso que la actividad motivada predomine sobre la actividad sumisa o reactiva.
Tener el sentido de existencia no en forma de percatamiento consciente sino como base de su obra.

Nuestra actividad de educadores nos pone en la dialéctica de formarnos para ser creativos y ofrecernos a la vez como facilitadores de los procesos creativos de los alumnos.

Ser creativos para poder dejar de serlo. 

Acaso no estamos los docentes actuando no creativamente cuando le “solucionamos” un problema al alumno?

La creatividad es pues, la conservación durante toda la vida de algo que en rigor pertenece a la experiencia infantil: la capacidad de crear el mundo.

Lo cierto es que no es necesario inventar nada nuevo para ser creativo sino poder recrear aquello que ya esta entre nosotros: los objetos, el cuerpo y el espacio.

Para Winnicott ser creativo significa no ser aniquilado todo el tiempo por la sumisión o la reacción a lo que nos llega del mundo sino poder ver la realidad de un modo nuevo.

Esto requiere de un esfuerzo. De un trabajo.
De un entrenamiento para mantener los sentidos alertas.
La creatividad entonces se relaciona con el estar vivo.
Y no con algo sobrenatural. Fuera de nuestro alcance.

Científicamente podría inferirse que la creatividad es la tendencia genéticamente determinada del individuo a estar vivo, permanecer vivo y relacionarse con los objetos que se interponen en su camino cuando llega el momento de esforzarse por conseguir cosas.

Tiene que haber un desarrollo del ser para poder hacer.
Saber cuales son las herramientas de las que dispongo para poder realizar los objetivos.

Lo mismo ocurre con el encuadre de una clase, una sesión o una representación artística. El encuadre le da marco a la creatividad de la práctica.



Los encuadres por lo general son poco respetados, las prácticas de las clases se ven interrumpidas por aperturas y cierres de puertas en el medio de cualquier momento, a veces se golpea otras no, los espacios no son los adecuados y esto influye en la concentración y el aspecto creativo de la práctica docente.

El universo ofrece a todos la posibilidad de vivir creativamente, es algo que está cerca nuestro, dentro nuestro y que le es inherente a la raza humana.

Esto implica conservar algo personal, quizá secreto, que nos haga sentir incuestionablemente uno mismo. (Preparar una comida, escribir, cuidar las plantas)

Vivir  creativamente refuerza el saludable sentimiento que estamos vivos, que somos nosotros mismos.

El síntoma de una vida no creativa es el sentimiento de que nada tiene sentido, de futilidad.

Vivir creativamente es más importante que tener éxito en tanto que nuestra tarea atañe a otras personas de quienes podríamos ser responsables de que lleven adelante una vida creativa.

CUERPO Y ORGANISMO.

Es necesario, al hablar de cuerpo, diferenciarlo de lo que es el concepto de organismo.

Entendiendo por organismo a aquello que es heredado por la genética y la especie, aquello que nos es dado a todos los seres humanos a través de la historia generacional.

Situándonos en esta perspectiva teórica, el cuerpo aparece como una construcción que cada individuo realiza sobre esa base orgánica.

Es por eso que cada uno de nosotros tiene un cuerpo igual al de nadie.

La subjetividad corporal es una construcción que es apuntalada por el entorno familiar y social desde los primeros años de vida.

En el siglo XVII Descartes hablaba del paradigma del Hombre Máquina.
En el que asociaba a los mecanismos de articulaciones, músculos, arterias y venas con elementos de mecánica como poleas, cables y engranajes.

Pienso luego existo, denota el dualismo planteado como ruptura del cuerpo y el alma que era asociada al pensamiento.

Mientras el cuerpo se asocia a lo real, a lo mecánico, el alma sigue perteneciendo a Dios, con lo cual se acentúa más esta separación entre lo real y el pensamiento.

Hoy, en la posmodernidad el cuerpo y el pensamiento aparecen unificados.
Ser y pensar es una célula indisoluble.

Este paradigma nos ofrece la posibilidad de plantearnos una pregunta reflexiva:

Qué lugar le damos al cuerpo y al trabajo creativo en la formación del docente y del alumno?

El jugar es siempre excitante, nos dice Winnicott, no por el trasfondo instintivo, sino por las fuerzas creativas que se ponen en juego a través de lo corporal, y por la precariedad que le es inherente lo cual nos acerca a la construcción de la realidad.



BIBLIOGRAFÍA.

  • . WINNICOTT. D. LA IDEA DE CREATIVIDAD. REALIDAD Y JUEGO. ED GEDISA. 1991
  • . WINNICOTT. D. EL JUGAR Y LA CULTURA. EXPLORACIONES PSICOANALÍTICAS 1. ED. GEDISA. 1993. P. 249
  • LAPIERRE A.,  ACOUTURIER B. EL CUERPO Y EL INCONCIENTE EN EDUCACIÓN Y TERAPIA. ED. CIENTÍFICO MÉDICA. 1987. P. 60.

sábado, 12 de marzo de 2011

Ensayo: INTERPRETACIÓN Y ADAPTACIÓN DE LOS CAMBIOS TECNOLÓGICOS EN EL AULA.

La tecnología en las aulas es algo que de manera firme comenzó a ingresar a las escuelas a Través de los alumnos, quienes parecen a simple vista, los trasgresores en esta historia.  Los Educadores quienes deberían ser los primeros en el conocimiento, se encuentran a la retaguardia en varios de estos temas, si bien los alumnos aprenden por ensayo y error y horas de práctica frente a las computadoras, los educadores deberían utilizar sus capacidades de aprendizaje, de investigación y de razonamiento y comprensión de los nuevos programas, interfaces y lo último en computación relacional como son las redes sociales.

En la actualidad, se plantean las diferencias entre PC en aula (recordemos el nuevo plan del gobierno de entregar netbooks a los alumnos) y la exposición en el pizarrón, sin considerar, tal vez, que ambas son herramientas para acercar el conocimiento a los alumnos y no una toma de postura radicalizada entre ambas por parte del sistema educativo y/o las nuevas técnicas pedagógicas.

En uno de los artículos, de caminos, puentes y atajos: el lugar de la tecnología en la enseñanza, se expone ciertas características que son amenas en la relación alumno – docente, cuando habla de acompañar al alumno “ de la mano” o al manifestar las piedras en el camino, los atajos, el descanso en el camino; momento oportuno para la reflexión y la fijación de los temas aprendidos, para arribar al puente, ese momento en el que se encuentra el docente con la herramienta óptima para acercarse al alumno.

Con respecto a los “puentes”, tema que intentaré abordar en este ensayo,  considero que es un punto fundamental en la relación del aprendizaje.  En todas nuestras capacitaciones nos hablan y leemos sobre la importancia de la motivación hacia el alumno, que seamos capaces de encontrar temas que sean de la actualidad y la coyuntura de los alumnos, distintas por cierto, ya que un docente a veces camina la ciudad encontrando distintas realidades, lo público y lo privado, sus diferencias desde lo económico y lo social; la tecnología, el manejo de algún idiomas extranjero, los cambios en la maduración y la crianza que los adolescentes del 2000 tienen respecto de lo vivido por el educador, en fin, dirijámonos a ese docente.   Para construir “puentes” en tecnología deben conocer ambas partes involucradas en la construcción, la misma tecnología, los temas de interés que son comunes entre las partes en relación al ámbito educativo,  y la posibilidad física de poder contar con las herramientas necesarias para que este puente no fracase.

Sabido es que hubo intentos en otros gobiernos argentinos; gobierno del Dr.  Menen, se regalaron PC en la provincia de Salta, donde en las escuelas no se contaba con luz eléctrica y obviamente ningún servicio de internet.  En las entregas de las netbooks que regala el gobierno actual, también se han entregado en escuelas que no cuentan con internet y menos WiFi, necesario para el uso de internet en forma grupal. Como vemos, muchas son las trabas para la construcción de “puentes”  entre las partes. 

Por el lado de los alumnos el acceso a internet esta naturalizado en vidas, tienen computadoras en sus casas o concurren a los cibers para conectarse a “la red social y recreativa” que ellos consideran vital para la pertenencia grupal.  De allí organizan encuentros sociales, se pasan los deberes, las investigaciones que pidieron y que alguno encontró en una página de internet y eso será considerado palabra santa en el aula, juegan en red o individual, escuchan música, etc.  En los niveles sociales altos de la sociedad, estos alumnos no sólo poseen computadoras, sino que también teléfonos smartphones que los mantienen conectados al instante con todas sus motivaciones, intereses y grupos de pertenencias.

Si analizamos este tema desde la óptica que quiero abordar, encontramos que por parte de los educadores no se da una realidad similar a la de los alumnos, en principio creo que puede ser por las distintas responsabilidades y obligaciones que poseen los educadores, tal vez por tener familia, varios trabajos, haber nacido mucho antes que los alumnos y desde el punto de vista tecnológico, ser un “viejo” tecnológico.  Ahora hay docentes que están muy cerca de los alumnos respecto del uso informático ( mails, redes sociales, juegos, chat, navegación en internet, etc), esto hará que sea más fácil resolver las diferencias en la construcción de este “puente”.

Cómo resolver desde el sistema educativo la posibilidad de establecer “puentes” sin distorsión en el ámbito tecnológico ?,  en mi opinión creo que comenzaría con capacitación al docente desde el usa de la herramienta, la importancia de las funciones de ésta y los programas que utilizan los jóvenes, como los utilizan, para que los utilizan, comprender los programas para poder trabajar en ellos y asi empezar a achicar las diferencias culturales desde el punto de vista de la informática y la tecnología.  Que las escuelas cuenten con computadoras y/o cañones para proyectar trabajos realizados en soft o ver videos, películas, cualquier elemento que el docente crea necesario para trabajar en el aula.  También será muy necesario el aporte económico del estado al sistema educativo para que esto suceda, pero mi tema no es tratar este tema desde lo económico ni lo político.

 Creo como opinión personal, que primero hay que capacitar al educador antes que darle herramientas a los alumnos, ya que en estas áreas modernas como la informática, el alumno aprende más rápido que el maestro y esto podría ser perjudicial en la construcción del “puente”, ya que quien debería aprender sería quien termine enseñando.

Foro de Opinion: " es necesaria la computadora en la escuela"

Es necesaria la computadora en el aula?
Según lo interpretado en los textos y en coincidencia con algunos de los autores y  tomando en cuenta nuestras propias  experiencia  en las aulas, al frente de nuestras cátedras,  arribamos a la conclusión  de  que no es necesario ni imprescindible el uso de una PC o Notebook en las aulas y/o para cada alumno, para lograr una buena motivación y un compromiso del alumno con el aprendizaje.
Si no se transforma el curriculum educativo, la actitud docente y la capacitación permanente,  en nuevas tecnologías, no consideramos que se produzca el cambio deseado en la relación docente – contenidos – aprendizaje – motivación del alumno.
La inversión en tecnología es muy alta, dado que no sólo se invierte al inicio de este camino, sino que constantemente se debe  seguir haciendo, ya que la tecnología avanza en  soft, hardwere,  en multimedia, etc.  La inversión en educación se debe hacer constante, aunque no sea rentable, sí debe entenderse como inversión redituable.
El sistema  educativo  en la Argentina, necesita de inversión, más allá de la regular en docentes, auxiliares, directivos, etc. , necesita inversión en las escuelas,  inversión en infraestructura, no sólo para la instalación de las computadoras , sino  para que se mejore el ambiente de trabajo – estudio de los integrantes del sistema . 
Concluimos, que el docente y el alumnos deberían seguir siendo el centro de atención, más allá de las tecnologías que el sistema  requiera para el trabajo aúlico, más allá de los tiempos modernos y de la tecnificación necesaria que la sociedad  imponga ya que comprobamos a diario  que los estímulos y la motivación  al joven le llegarán cuando encuentre temas que son de su interés y el docente sepa interpretarlos y satisfacerlos.

como nació el constructivismo