lunes, 21 de marzo de 2011

CREATIVIDAD E INTELIGENCIA

IMPORTANCIA DE LA CREATIVIDAD EN
EL DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA



Cualquiera sea la definición de creatividad llegamos a la conclusión que la vida es digna de vivirse sólo cuando la creatividad forma parte de la experiencia vital del individuo.

Para ser creativa una persona debe existir y tener el sentido de que existe, no en forma de percatamiento consciente sino como base de su obra.

Toda una vida puede ajustarse al modelo e reacciones ante estímulos.
Para que uno sea y sienta que es, es preciso que la actividad motivada predomine sobre la actividad sumisa o reactiva.
Tener el sentido de existencia no en forma de percatamiento consciente sino como base de su obra.

Nuestra actividad de educadores nos pone en la dialéctica de formarnos para ser creativos y ofrecernos a la vez como facilitadores de los procesos creativos de los alumnos.

Ser creativos para poder dejar de serlo. 

Acaso no estamos los docentes actuando no creativamente cuando le “solucionamos” un problema al alumno?

La creatividad es pues, la conservación durante toda la vida de algo que en rigor pertenece a la experiencia infantil: la capacidad de crear el mundo.

Lo cierto es que no es necesario inventar nada nuevo para ser creativo sino poder recrear aquello que ya esta entre nosotros: los objetos, el cuerpo y el espacio.

Para Winnicott ser creativo significa no ser aniquilado todo el tiempo por la sumisión o la reacción a lo que nos llega del mundo sino poder ver la realidad de un modo nuevo.

Esto requiere de un esfuerzo. De un trabajo.
De un entrenamiento para mantener los sentidos alertas.
La creatividad entonces se relaciona con el estar vivo.
Y no con algo sobrenatural. Fuera de nuestro alcance.

Científicamente podría inferirse que la creatividad es la tendencia genéticamente determinada del individuo a estar vivo, permanecer vivo y relacionarse con los objetos que se interponen en su camino cuando llega el momento de esforzarse por conseguir cosas.

Tiene que haber un desarrollo del ser para poder hacer.
Saber cuales son las herramientas de las que dispongo para poder realizar los objetivos.

Lo mismo ocurre con el encuadre de una clase, una sesión o una representación artística. El encuadre le da marco a la creatividad de la práctica.



Los encuadres por lo general son poco respetados, las prácticas de las clases se ven interrumpidas por aperturas y cierres de puertas en el medio de cualquier momento, a veces se golpea otras no, los espacios no son los adecuados y esto influye en la concentración y el aspecto creativo de la práctica docente.

El universo ofrece a todos la posibilidad de vivir creativamente, es algo que está cerca nuestro, dentro nuestro y que le es inherente a la raza humana.

Esto implica conservar algo personal, quizá secreto, que nos haga sentir incuestionablemente uno mismo. (Preparar una comida, escribir, cuidar las plantas)

Vivir  creativamente refuerza el saludable sentimiento que estamos vivos, que somos nosotros mismos.

El síntoma de una vida no creativa es el sentimiento de que nada tiene sentido, de futilidad.

Vivir creativamente es más importante que tener éxito en tanto que nuestra tarea atañe a otras personas de quienes podríamos ser responsables de que lleven adelante una vida creativa.

CUERPO Y ORGANISMO.

Es necesario, al hablar de cuerpo, diferenciarlo de lo que es el concepto de organismo.

Entendiendo por organismo a aquello que es heredado por la genética y la especie, aquello que nos es dado a todos los seres humanos a través de la historia generacional.

Situándonos en esta perspectiva teórica, el cuerpo aparece como una construcción que cada individuo realiza sobre esa base orgánica.

Es por eso que cada uno de nosotros tiene un cuerpo igual al de nadie.

La subjetividad corporal es una construcción que es apuntalada por el entorno familiar y social desde los primeros años de vida.

En el siglo XVII Descartes hablaba del paradigma del Hombre Máquina.
En el que asociaba a los mecanismos de articulaciones, músculos, arterias y venas con elementos de mecánica como poleas, cables y engranajes.

Pienso luego existo, denota el dualismo planteado como ruptura del cuerpo y el alma que era asociada al pensamiento.

Mientras el cuerpo se asocia a lo real, a lo mecánico, el alma sigue perteneciendo a Dios, con lo cual se acentúa más esta separación entre lo real y el pensamiento.

Hoy, en la posmodernidad el cuerpo y el pensamiento aparecen unificados.
Ser y pensar es una célula indisoluble.

Este paradigma nos ofrece la posibilidad de plantearnos una pregunta reflexiva:

Qué lugar le damos al cuerpo y al trabajo creativo en la formación del docente y del alumno?

El jugar es siempre excitante, nos dice Winnicott, no por el trasfondo instintivo, sino por las fuerzas creativas que se ponen en juego a través de lo corporal, y por la precariedad que le es inherente lo cual nos acerca a la construcción de la realidad.



BIBLIOGRAFÍA.

  • . WINNICOTT. D. LA IDEA DE CREATIVIDAD. REALIDAD Y JUEGO. ED GEDISA. 1991
  • . WINNICOTT. D. EL JUGAR Y LA CULTURA. EXPLORACIONES PSICOANALÍTICAS 1. ED. GEDISA. 1993. P. 249
  • LAPIERRE A.,  ACOUTURIER B. EL CUERPO Y EL INCONCIENTE EN EDUCACIÓN Y TERAPIA. ED. CIENTÍFICO MÉDICA. 1987. P. 60.

No hay comentarios:

Publicar un comentario